miércoles, 14 de abril de 2010

FISIOLOGIA Y MECANISMO DE LA SED



La sed es una sensación que emite el cerebro para avisarnos que necesitamos ingerir líquido. La sensación de sed puede ser recibida por el cerebro desde varias vías, la principal son unos receptores en la boca que tiene el control de la sed.

Es un mecanismo esencial de regulación del contenido de agua
en el cuerpo y uno de los primeros síntomas de deshidratación. Se produce por una carencia de hidratación o por un aumento de la concentración de sales minerales.

Cuando sentimos la boca seca es debido a que el cuerpo, a falta de líquido utiliza el agua de algunas glándulas que la usan en exceso o es menos indispensable. Esta señal se convierte en un mensaje que llega al cerebro y éste a su vez lo transforma en mensaje de sed. No todas las señales de las mucosas deshidratadas se traducen en una sensación de sed; sólo lo hacen aquellas que provienen de unos receptores situados en la lengua y alrededor de las glándulas salivares

Hay otro tipo de señales que procede de la sangre y se produce cuando aumenta en ella el nivel de azúcares o de algunas sales.

Cuando tenemos alrededor de un 1% menos de agua en el organismo estamos en el “umbral de la sed”, tendremos la ligera sensación de sed, y si hace calor esta sensación será mas acentuada. Si estamos bajo estrés puede que esta señal sea anulada por el cerebro, por eso cuando estamos haciendo ejercicio nunca debemos esperar a la señal de sed, ya que igual estamos bajo el umbral de la sed, pero el cerebro a bloqueado la señal.

Hay muchos receptores diferentes para captar un volumen crecido o una concentración osmolita crecida, entre algunos tenemos a los siguientes:

El sistema renina-angiotensina es un sistema hormonal que ayuda a regular a largo plazo la presión sanguinea y el volumen extracelular corporal. La renina es secretada por las células yuxtaglomerulares en el tubulo contorneado distal de las nefronas renales. Estacataliza la conversión del angiotensinógeno en angiotensina I que, por acción de la ECA, la cual es secretada por las células endoteliales de los pulmones, es convertida en el vasoconstrictor más potente del organismo: la angiotensina II. Además, estimula la secreción de la ADH por la neurohipófisis, la cual estimula la reabsorción a nivel renal de agua y produce la sensación de sed; y de la hormona aldesterona con lo que produce la reabsorción de sodio a nivel renal.

Los barorreceptores arteriales detectan un descenso en la presión arterial, y envían señales al SNC en el area postrema y en el nucleo del tracto solitario.

Hay osmorreceptores en el SNC, concretamente en el hipotálamo, y más específicamente en dos órganos circunventriculares, que carecen de una barrera hematoencefálica eficaz: el órgano vascular de la lámitar terminal y el órgano subfornical. Sin embargo, a pesar de que están localizados en las mismas partes del cerebro, estos osmoreceptores que provocan la sed, son distintos de los vecinos osmoreceptors en el OVLT y FO que provocan la liberación de Arginina-Vasopresina para reducir la salida de fluídos.

Adicionalmente, existen osmorreceptores en la vísceras. Estos envían señales al area postrema y al núcleo del tracto solitario en el cerebro.

Los centros de la sed se encuentran en la parte anterior del hipotalamo.

La osmolalidad normal en un ser humano es de 290 mosm/L, esto quiere decir que es la relación que existe entre los liquidos tanto intracelulares como extracelulares con relación al plasma.

Para saber la osmolalidad se ocupa el termino de tonicidad, que es la presión osmotica de una solución con relacion al plasma, depende de la concentración las soluciones se clascifican en :

Hipertónicas, Hipótonicas e Isotónicas:


1 comentario: